3 Remedios naturales con miel para el resfriado

Ya se va acerca el invierno y con él, los resfriados. En mi búsqueda de remedios naturales me encontrado con un sinfín de remedios cuyo elemento principal es la miel, un ingrediente que personalmente me encanta. Hoy te voy a explicar cómo hacer, usar y conservar 3 remedios naturales con miel para aliviar los síntomas del resfriado, así cómo las propiedades de cada uno de ellos. Estos tratamientos caseros no solo son eficaces, sino que también son ricos en propiedades beneficiosas que pueden aliviar la tos, la congestión y la irritación de garganta.

Es importante destacar que estos remedios naturales son complementarios y no sustituyen el consejo médico. Si los síntomas persisten o empeoran, o si tienes alguna preocupación, es importante consultar a un profesional de la salud.

Miel rosa

Hace justo un año te hablaba de este remedio, que además de ayudarnos con los resfriados tiene muchos usos mágicos!!

La miel rosa combina las propiedades suavizantes y antibacterianas de la miel con las propiedades antiinflamatorias y calmantes de los pétalos de rosa, lo que la convierte en un remedio estupendo para aliviar la irritación de garganta y reducir la tos.

También es antioxidante, hidratante, y cicatrizante, entre otras muchas propiedades, producto ideal para incluir en tu rutina de belleza 😉

Miel rosa

Preparación

Si no encuentras miel rosa en los supermercados o tiendas de confianza no te preocupes, puedes hacerla tu mismx, es muy sencillo. Tan solo tienes que juntar pétalos de rosa, ya sean frescos o secos, junto con la miel en un frasco, y dejarlo macerar unos días para que la miel se impregne con el sabor y propiedades de los pétalos. Asegúrate de que los pétalos estén completamente cubiertos de miel. Para almacenarla, guárdala en un lugar fresco y oscuro, y agita suavemente antes de usar para mezclar los pétalos con la miel.

Consumo

Hay algunas flores que son aptas para el consumo, este es el caso de las rosas. Para consumir tu miel rosa, puedes tomar una cucharadita de esta miel con pétalos de rosa varias veces al día como jarabe para aliviar la tos, utilizarla para endulzar tus infusiones, tés,… está muy rica también a modo de mermelada en un trocito de pan.

Puedes añadirle otros ingredientes como es la canela, jengibre, regaliz, menta o cúrcuma para potenciar el efecto de este remedio, pero debes tener en cuenta que el sabor y las propiedades del remedio pueden variar. Experimenta con las cantidades para encontrar la combinación que mejor funcione para ti y que sea más efectiva para aliviar tus síntomas de resfriado. Además, asegúrate de no tener alergias o intolerancias a ninguno de los ingredientes adicionales que planeas incluir.

Miel de ajo

Puede que a simple vista la combinación de miel y ajo no te llame nada la atención, pero…. alucinarás con la unión de ambos sabores. El sabor de la miel con ajo puede variar según la cantidad de ajo que se utilice y el tipo de miel. Si no estás muy segurx de si te gustará, empieza con pequeñas cantidades de ajo. También puedes trocear el ajo en trocitos muy pequeños para que te cueste menos consumirlo.

Generalmente, la miel aporta dulzura y suavidad a la mezcla, mientras que el ajo añade un toque picante y un ligero sabor a ajo. La textura es espesa y pegajosa debido a la miel.

Miel de ajo

El ajo es conocido por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, lo que lo convierte en un aliado ideal para fortalecer el sistema inmunológico y combatir infecciones respiratorias. Por otro lado, la miel es un edulcorante natural con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Cuando se mezclan, estas dos potencias naturales crean un remedio que puede ayudar a aliviar los síntomas del resfriado, como la congestión, la tos y el dolor de garganta.

Preparación

Para prepararlo, puedes añadir los ajos enteros o picarlos finamente, dependiendo de la intensidad de sabor que le quieras dar hazlo de una forma u otra. La cantidad de ajo puede variar según tus preferencias, pero generalmente, se usan de 2 a 4 dientes de ajo. Coloca los dientes de ajo picados en un frasco de vidrio limpio y agrega miel suficiente para cubrir completamente los ajos. Mezcla bien la miel y el ajo, asegurándote de que los ajos estén completamente cubiertos y no hay burbujas de aire. Cierra el frasco herméticamente, voltea el frasco y guarda la mezcla en un lugar fresco y oscuro, alejado de la luz solar directa. Lo ideal es dejar fermentar la mezcla durante 14 días o un mes para que los compuestos beneficiosos del ajo se liberen al completo en la miel (si los ajos están troceados o partidos no es necesario tanto tiempo). Cada dos o tres días abre el frasco para liberar el gas que se produce en la fermentación y voltéalo para que todos los ajos se impregnen con la miel.

Consumo

Para usarlo, igual que la miel rosa, puedes utilizarla como jarabe tomando una cucharadita cuando sientas irritación en la garganta. También puedes diluirla en un vaso de agua tibia si prefieres un sabor más suave. Y mi forma favorita, como aderezo. Inclúyela como aderezo en ensaladas o como un acompañamiento para pan tostado, una forma muy fácil y sabrosa de incorporar este remedio en tu dieta diaria.

Otros ingredientes que le puedes incluir a la miel de ajo para potenciar su efecto y sabor es cebolla, un chorrito de limón, de aceite de oliva, tomillo, romero y pimienta de cayena. Le darán un toque muy interesante y además te ayudarán con los efectos del resfriado. Además, asegúrate de mantener una hidratación adecuada, descansar lo suficiente y mantener una alimentación equilibrada para mejorar tus posibilidades de recuperación. Si los síntomas persisten o empeoran, consulta a un profesional de la salud.

Tónico de miel, con limón, clavos de olor, jengibre y anís estrellado

Este remedio natural se ha vuelto muy popular en los últimos años, y no es para menos! Este remedio natural combina varios ingredientes con propiedades beneficiosas para aliviar los síntomas del resfriado.

La miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, nos ayudará a aliviar la irritación de garganta y a calmar la tos. El jengibre es conocido por su capacidad antiinflamatoria y su efecto positivo en el sistema inmunológico. Puede aliviar la congestión y reducir la inflamación de las vías respiratorias. El limón es una fuente rica de vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico. También puede aliviar la congestión y proporcionar un sabor refrescante. Los clavos de olor tienen propiedades antibacterianas y analgésicas, lo que los hace ideales para aliviar el dolor de garganta y reducir la inflamación. El anís estrellado tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, y puede ayudar a aliviar la congestión y la tos.

tónico de miel

Preparación

Para realizarlo, comienza limpiando muy bien los limones con agua caliente para quitarle toda la suciedad y la cera de la superficie y córtalo en rodajas muy finitas. Tras esto, vamos a ir incorporando los ingredientes capa por capa en un frasco de vidrio que se pueda cerrar herméticamente. Primero la miel, luego las rodajas de limón, 4-5 clavos de olor, una rodaja de jengibre fresco y una o dos estrellas de anís estrellado, cubrimos con más miel y repetimos el proceso hasta llenar el frasco. Déjalo reposar toda la noche y ya estaría listo para usar, aunque contra más tiempo lo dejes, mejor 😉

A diferencia de los remedios anteriores, este hay que guardarlo en la nevera para su mejor conservación. Los ingredientes naturales, como el jengibre, el limón y los clavos de olor, pueden ser susceptibles a la degradación y el crecimiento de bacterias con el tiempo, especialmente cuando se exponen al calor y la humedad. Al refrigerar el tónico, se ralentiza este proceso de degradación y se mantiene la frescura del producto por más tiempo.

Consumo

En cuanto a su uso, igual que los remedios anteriores, lo puedes tomar como jarabe, infusionarlo con agua caliente, … en este caso la mezcla es más líquida que los casos anteriores, puede puedes usarla también como aderezo de tus ensaladas, tostadas,…

Es importante recalcar de nuevo que estos remedios naturales son complementarios y no sustituyen el consejo médico. Además, asegúrate de mantener una hidratación adecuada, descansar lo suficiente y mantener una alimentación equilibrada para mejorar tus posibilidades de recuperación. Si los síntomas persisten o empeoran, o si tienes alguna preocupación, es importante consultar a un profesional de la salud.

Hasta aquí los 3 remedios naturales con miel para aliviar los síntomas del resfriado. Y no olvides pasarte por mis redes sociales y por otras secciones interesantes de mi web!

Poco a poco iré subiendo los rituales que vaya haciendo, más información sobre plantas, hierbas o aceites esenciales, y muchas cosas más!

Instagram
Tik Tok
Entradas creadas 152

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
error: Content is protected !!