Cómo crear agua lunar para tus prácticas mágicas

El agua de luna es una pócima muy popular y muy utilizada en el mundo de la magia por su gran poder. El agua tiene la capacidad de absorber pensamientos, intenciones, y también la energía de la luna, energía que podemos aprovechar en nuestros hechizos, rituales y ceremonias. Aunque a simple vista solo es agua que ha estado expuesta a la luz de la luna, esta agua contiene una energía increíble, convirtiéndola en una herramienta perfecta para incorporar en tu práctica mágica.

En función de la fase lunar en la que realices tu agua de luna, los usos y propiedades serán distintos. Lo veremos próximamente con mayor detalle en otro post.

Cómo preparar el agua de luna

Lo primero y más importante, necesitas un frasco (del tamaño que quieras) para guardar tu agua. A poder ser, que sea de vidrio o de algún material natural, y de color azul, pero si no lo encuentras con estas características, usa el que quieras. El tema del color es para evitar que los rayos del sol interfieran en el agua de luna y le quiten la energía.

Vamos a comenzar limpiando el frasco, tanto físicamente como energéticamente:

  1. Físicamente hazlo con agua, aunque si prefieres usar algún detergente para limpiarlo en profundidad, asegúrate de eliminarlo por completo.
  2. Energéticamente hazlo con el humo de un incienso, sahumerio o palo santo. Introduce el incienso en la botella y deja que se impregne con el humo. Rota el incienso en el sentido contrario de las agujas del reloj para eliminar cualquier resto de energía.

Y llega el momento de introducir el agua, y con ella tus intenciones!!!

  1. Puedes usar agua de grifo, mineral, de lluvia, manantial, … si posteriormente vas a usar para beber, asegúrate de que el agua sea potable.
  2. Como ya te he comentado antes, en función de la fase lunar, vamos a conseguir una energía u otra. Esto también lo conseguimos con nuestra intención. Cuando estés introduciendo el agua en el frasco visualiza en tu mente tu objetivo, tu deseo, en qué quieres que te ayude.

Cierra el frasco para que no entre ningún tipo de impureza, polvo, bichitos,… Y lo dejas en algún lugar en el que le dé la luz de la luna directamente. Contra más horas lo dejes, mejor. Eso sí, retírala antes de que salga el sol 😉

agua de luna

Para guardarla, hazlo en un lugar fresco y oscuro en el que no le la luz del sol. En principio esta agua no tiene caducidad, pero si puede perder energía conforme pasan las semanas.

Puedes etiquetar la botella indicando la fecha en la que la realizaste, la fase lunar correspondiente, y puedes indicar también el signo astrológico en el que se encontraba la luna en ese momento.

Y con esto, ¡ya tendrías preparada tu agua de luna! Próximamente subiré un post con los distintos usos del agua de luna en función de las fases lunares, así que estate atentx a mis redes sociales para no perdértelo.

Puedes potenciar tu agua de luna con piedras, sal, flores, velas, … lo que consideres (las hierbas no se recomiendan porque e pudren con facilidad). Recuerda que tu practica es muy personal y tienes que seguir tu instinto en todo momento.

Hasta aquí todo lo que tienes que saber para hacer tu propia agua de luna. Si tienes alguna duda sobre su realización, o alguna propuesta o sugerencia de otras plantas, especias y hierbas que quieras obtener más información, ponlo en los comentarios o ponte en contacto conmigo y te ayudaré en todo lo que pueda 😉

Instagram
Tik Tok

Ah! Y no olvides pasarte por otras secciones interesantes de mi web! Poco a poco iré subiendo los rituales que vaya haciendo, más información sobre plantas, hierbas o aceites esenciales, y muchas cosas más!

Entradas creadas 99

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
error: Content is protected !!