Métodos para limpiar tus piedras

Hace unos días subí un post con todo lo que tienes que saber sobre tus piedras energéticas y hoy vengo a explicarte en profundidad cómo limpiar tus piedras. Hay distintos métodos para limpiar tus piedras energéticas, ten cuenta que cada piedra es única y tiene unas características diferentes, y no todos los métodos son validos para todas las piedras. Hay piedras que no toleran la sal, otras el agua,… cuando adquieras una piedra infórmate para esto para evitar que tu cristal pierda propiedades. Y si tienes dudas sobre alguna en concreto, ponlo en los comentarios y te ayudaré con lo que pueda.

Lo ideal es limpiarla cada dos o tres semanas para evitar que se rompa por exceso de energía, pero si consideras que no te rodean muchas energías negativas o no la estas usando con mucha frecuencia, puedes no limpiarla con tanta asiduidad. Para saber cuando limpiarla tienes que seguir tu instinto. Si notas que está perdiendo efectividad, que hay una nube de energía negativa a tu alrededor, notas envidia, celos,… de otras personas hacia ti, por ejemplo, es el momento. Además, la primera limpieza que realices a piedra es la más importante y en la que más énfasis tienes que hacer, porque no sabes por qué manos ha pasado antes de comprarla y si se ha cargado de malas energías.

Cuidado si tus cristales están engarzados en un collar, anillo,… ya que puede dañarse el material.

1. Con el elemento aire, el humo

El humo tiene un poder para limpiar espectacular, puede eliminar energías negativas y densas en personas, espacios, y también en piedras. Puedes usar sahumerios, inciensos y palo santo, lo que tu prefieras. Lo único que tienes que hacer es pasar el humo alrededor del cristal mientas visualizas como el humo se lleva toda esa energía negativa.

2. El poder de la sal

La sal es muy conocida por sus propiedades protectoras, muchas personas usamos el círculo de sal cuando hacemos cualquier tipo de ritual para protegernos, pero también es muy útil para limpiezas energéticas! Lo único que tienes que hacer es poner la piedra sobre una cama de sal, cubrirla, y dejarla reposar durante unas 4-6 horas para que la sal absorba toda esa energía negativa. Una vez haya pasado ese tiempo, tira la sal a la basura, no la reutilices.

3. La energía del agua

¡Cuidado con este método, no todas las piedras se pueden mojar! Algunas de las piedras más utilizadas que no se deben limpiar con agua son: Ámbar, azufre, azurita, calcita, coral, fluorita, malaquita, meteorito, perlas, piedra cruz, selenita, y la turquesa.

El agua tiene un poder impresionante, ya sea el agua de mar, el agua de ríos, arroyos,… incluso el agua de lluvia.

Cuando piensas en el mar, en el movimiento de las olas, ¿Qué te viene a la cabeza?. A mucha gente nos viene paz, tranquilidad, pureza. Las propiedades de la sal junto con el movimiento de las olas le proporcionan al agua de mar un enorme poder limpiador y regenerador. Para limpiar tu piedra, basta con que la sitúes entre tus manos y las metas dentro del agua unos minutos (contra más tiempo aguantes, mejor), visualizando como el movimiento de las olas se llevan la energía que contiene la piedra, renovándola y purificándola.

Lo mismo pasa con el agua de un río, arroyo o una cascada, por ejemplo. Esta agua además de ser muy pura, está en constante movimiento, fluyendo, y por eso tienen la capacidad de arrastrar cualquier energía que nuestras piedras contengan. Al igual que con el agua de mar, sitúa tu piedra entre las manos e introdúcela en el agua, dejando que ésta se lleve toda la energía negativa y purifique nuestra piedra.

Y que decir de la lluvia, que ha recorrido todo el proceso del ciclo del agua. Este agua ha salido de la superficie, se ha evaporado, se ha enfriado y condensado en su proceso de subir al cielo, a formado las nubes que están a nuestro alrededor para volver a la tierra de nuevo. La energía del agua de lluvia es impresionante, y por eso es perfecta para limpiar la energía de nuestros cristales. No hace falta que los limpies un día de lluvia, simplemente recoge este agua y cuando necesites una limpieza, la usas.

4. La luna.

Este es uno de los métodos de limpieza más populares al ser muy sencillo y efectivo. Lo único que tienes que hacer es dejar tus cristales en un lugar en el que le dé la luz de la luna, para que puedan cargarse de su energía. Ten cuenta que cada fase lunar atrae un tipo de energía. El mejor momento para limpiar energía negativa es entre la luna menguante y luna nueva, y para recargarla, entre luna creciente y luna llena.

Esta es una variación de los métodos anteriores, ya que fabricamos nuestra propia «agua de mar», pero además aprovechamos la energía de la luna y su influencia sobre el agua para limpiar y cargar nuestras piedras. En un recipiente pon agua dulce (contra más pura sea, mejor) y una cucharada de sal, y dejas la piedra en su interior toda la noche. Por la mañana, lava la piedra con agua natural y deja que se seque en un lugar con luz solar.

5. La tierra.

También podemos aprovechar la energía de la tierra para limpiar nuestros cuarzos, es un método muy sencillo e infalible. Lo único que tienes que hacer es enterrar tu piedra en una maceta, en tu jardín,.. durante unas horas para que el poder de la tierra absorba toda su energía. Entiérrala en un lugar que luego puedas encontrar fácilmente ;). Una vez la saques de la tierra, puedes lavar la piedra para quitarle los restos de la tierra.

6. Aprovecha la energía de otras piedras.

Hay determinadas piedras que tienen la capacidad de absorber toda la negatividad de las piedras que pongas a su alrededor, un ejemplo de ello es la selenita, cuarzo blanco y la amatista. Pon tus piedras alrededor de estas piedras durante unas horas para que ésta absorba toda la energía negativa y limpie tu piedra.

7. Cuenco tibetano.

Un método muy conocido para limpiar y purificar la energía, tanto nuestra como de nuestras piedras, son los cuencos tibetanos. Las vibraciones que desprende el cuenco cuando lo golpeas y lo frotas con el mazo nos ayudan a entrar en un estado de relajación, perfecto para para limpiar y purificar nuestra energía y la de nuestros cristales. Para limpiar tus cristales, colócalos en su interior y frota el borde del recipiente con el mazo para crear una vibración. El tiempo que consideres.

8. La visualización.

La magia reside en nosotros mismos, así que puedes usarla para limpiar tus cuarzos. Coloca las piedras entre tus manos, cierra los ojos, y visualiza que ésta energía negativa se desprende de tus piedras y se aleja cada vez más de ti.

Hasta aquí todo lo que tienes que saber sobre tus piedras energéticas. Si tienes alguna duda sobre alguno de los temas que hemos tocado o alguna propuesta o sugerencia de otros rituales,… ponlo en los comentarios o ponte en contacto conmigo y te ayudaré en todo lo que pueda. No te olvides de contarme tu experiencia! Ya también te leo 😉 Ah! Y pasarte por mis redes sociales (Instagram y Tik Tok) donde encontrarás vídeos con más rituales, hechizos,… que voy haciendo en mi día a día!!

Instagram
Tik Tok
Entradas creadas 120

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
error: Content is protected !!