Cómo hacer gel de aloe vera natural

Estoy segura de que si estás aquí leyendo esto es porque vas a hacer algún remedio natural casero cuyo ingrediente principal es el aloe vera. ¿Cómo lo sé? Por que a mi me pasó lo mismo! Siempre que me ponía a buscar por internet remedio casero para X, remedio casero para Y,… en todo lo que buscara me aparecía el gel de aloe vera. Y después de mucho investigar y probar diferentes métodos, ¡por fin!, encontré la forma perfecta para hacer tu propio gel de aloe vera en tu propia casa, con tu planta, de forma muy fácil, sencilla y barata!

Así que si quieres saber cómo extraído este gel, sigue leyendo!

gel de aloe vera

Cómo hacer gel de aloe vera

1. Selección de la hoja

Empezamos cortando una (o varias) hoja de nuestra planta de aloe vera. La cantidad dependerá del grosos de las hojas y de la cantidad de gel que quieras hacer. Lo ideal es seleccionar una hoja que sea gruesa, carnosa y sana, de al menos unos 15 cm de largo, y que sea más bien madura (que no sea una hoja de nueva creación).

Para cortarla, hazte con un cuchillo afilado y limpio, un chuchillo de cocina común es ideal. Coge con una mano la hoja para estabilizarla, y con la otra mano intenta realizar un corte limpio y recto lo más cerca posible de la base de la hoja. Aplica una presión suave pero firme para cortar a través de la piel exterior de la hoja.

2. Limpieza de la hoja y extracción del látex

Una vez ya tenemos nuestra hoja vamos a lavarla bien con agua para eliminar cualquier suciedad o residuo externo.

¡Cuidado con tocar el extremo que has cortado! El aloe contiene una sustancia amarillenta conocida como látex, que contiene compuestos que pueden ser irritantes para la piel y causar malestar estomacal si se ingieren. Así que lo primero que vamos a hacer con la hoja es ayudarla a que expulse este látex. Si no se elimina, puede mezclarse con el gel transparente y causar irritación en la piel o molestias si se ingiere.

Para expulsarlo puedes hacerlo de varias formas. La más sencilla es colocar la hoja en vertical durante unos 10-15 minutos, con el corte hacia abajo, y dejar que poco a poco vaya expulsando esta sustancia, aunque yo prefiero perder un poco más de tiempo en esta parte para conseguir un gel más seguro. El método que yo utilizo también es muy sencillo aunque requiere de más tiempo, y consiste en poner la hoja, por la parte que hemos cortado, dentro de agua durante unas 12 horas. Después de estas 12 horas cambiamos el agua y repetimos el proceso. En 24 horas tendríamos nuestra hoja libre de látex.

3. Eliminamos las puntas y los pinchos

Después de que haya drenado el látex, coloca la hoja de aloe vera en posición horizontal sobre una superficie plana, y vamos a comenzar cortando la punta y los extremos con un cuchillo afilado. Al quitar estas partes nos facilitará la tarea de extraer el gel interior 😉

Para cortar los extremos, que además están llenos de pinchos que pueden complicarnos la tarea, haz un corte largo a lo largo de un lado de la hoja, desde la parte superior hasta la parte inferior. Asegúrate de cortar solo la piel exterior y no aplicar demasiada presión para evitar dañar el gel.

4. Extraemos el gel

Una vez que hayas quitado los extremos y la punta, puedes abrir la hoja doblando los lados hacia afuera o utilizando el cuchillo para separar la piel en la parte superior y luego deslizarlo a lo largo de la hoja para abrir la piel. Al abrir la hoja, podrás ver el gel transparente en su interior. Utiliza una cuchara o un cuchillo sin filo para raspar suavemente el gel de aloe vera y extraerlo de la hoja. Raspa la pulpa con cuidado y deposítala en un recipiente limpio.

Para obtener esa textura de gel que estamos acostumbrados a ver puedes triturarlo en una procesadora para que se unifique al completo.

5. Almacenamos

Una vez que hayas extraído todo el gel, puedes utilizarlo inmediatamente o guardarlo en un recipiente hermético en el refrigerador para que se conserve durante varios días.

El gel de aloe vera es sensible a la luz y al aire, por lo que es importante almacenarlo en un recipiente opaco y mantenerlo refrigerado para prolongar su vida útil.

Hasta aquí todo lo que tienes que saber para extraer tu propio gel de aloe vera! Si tienes alguna duda sobre alguno de los temas que hemos tocado o alguna propuesta o sugerencia de otros rituales,… ponlo en los comentarios o ponte en contacto conmigo y te ayudaré en todo lo que pueda. No te olvides de contarme tu experiencia! Ya también te leo 😉 Ah! Y pasarte por mis redes sociales (Instagram y Tik Tok) donde encontrarás vídeos con más rituales, hechizos,… que voy haciendo en mi día a día!!

Instagram
Tik Tok
Entradas creadas 147

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
error: Content is protected !!